Paso de ser gloria en Boca y River a la cárcel

Fuera de la cancha

Publicado el: 29 de agosto de 2019  -  17:18h
Escrito por Javier Espinosa
16 views

Jonathan Fabbro, quien con el Xeneize ganó al Intercontinental 2003 y fue campeón con el Millo, fue condenado este jueves a 14 años de prisión por abuso sexual. 

Jonathan Fabbro tuvo una importante carrera como futbolista, pasó por gigantes como Boca y River, fue campeón Intercontinental, jugó en la selección de Paraguay y vistió una docena de camisetas. Llegó a la gloria, pero pasó a la cárcel.

El ex futbolista de 37 años, quien obtuvo la Copa Intercontinental en 2003 al ganarle al Milan con el Boca de Carlos Bianchi en Japón, fue condenado este jueves a 14 años de prisión por abuso sexual contra su sobrina y ahijada, una menor que ahora tiene 13 años.

El argentino nacionalizado paraguayo, nacido en Santiago del Estero, inició su carrera en las inferiores de Argentinos Juniors, pero antes de debutar en Primera pasó al Mallorca B, donde jugó su primer partido como profesional. Luego volvió a Argentina para jugar en Boca: allí fue dirigido por el Maestro Oscar Tabárez y, ya bajo el mando de Bianchi, se consagró campeón del Apertura y la Intercontinental 2003.

Al año siguiente fue vendido a Once Caldas de Colombia y ganó la Copa Libertadores, justamente en la recordada final ante Boca. En 2005 se fue a Dorados de Sinaloa y más tarde tuvo breves pasos por Atlético Mineiro, Universidad Católica de Chile, para luego recalar en Guaraní de Paraguay. Allí obtuvo la ciudadanía paraguaya y fue convocado a la selección. En ese club ganó el premio a Jugador Paraguayo del año en 2009 y el título Apertura 2010 de ese país.

Ese rendimiento lo llevaría a ser contratado por Cerro Porteño, donde fue campeón del Apertura, máximo goleador y mejor jugador del equipo en 2012.

En 2013 llegó a River, donde ganó el Torneo Final y la Copa Campeonato bajo el mando de Ramón Díaz, y luego volvió a Cerro Porteño para festejar el Apertura en 2015.

En 2016 pasó al fútbol mexicano, jugó en Chiapas FC y un año más tarde jugó en Lobos BUAP. En ese momento se conoció la denuncia por abuso sexual a su sobrina y ahijada en Buenos Aires. En diciembre, la justicia argentina pidió la captura internacional de Fabbro y unos días después fue extraditado desde México.

Como futbolista, Fabbro ganó ocho títulos y convirtió más de 120 goles. Este jueves, fue condenado a 14 años de prisión por cinco hechos de abuso sexual con acceso carnal y gravemente ultrajante a su sobrina y ahijada, ocurridos cuando la menor de edad tenía entre cinco y 11 años.


Deja tu Comentario

Lo más visto

Lo último

¡Conviértete en un miembro de nuestra comunidad en línea y obtén toda la información deportiva al instante, suscríbete a nuestro Newslwetter ¡ahora!